Pizza casera de verduras

¡¡Holaaaaaa a todos/as!!

Desde hacía días mi pareja y yo teníamos antojo de preparar pizza casera y el fin de semana pasado nos pusimos manos a la obra e hicimos una deliciosa masa de pizza integral para poder prepararnos este riquísima pizza vegetal. 

La verdad es que a mi la pizza, si no es casera… no me gusta demasiado. No es un plato que me entusiasme en exceso, pero si la preparo en casa y la hago a mi gusto… ¡¡me encantaaaaa!!. Así que, vamos con la receta para que podáis hacerla vosotros en vuestras casas, la probéis y ¡¡saboreeis lo rica que está!! 

Para preparar la masa vais a necesitar: 

– 300 gr de harina integral (trigo, espelta, kamut…)

– 200 gr de agua 

– 15 gr de aceite de oliva

– Media cucharadita de sal

– Medio o un sobre de levadura (según como queráis de fina la masa)

Ahora vamos a hacer nuestra masa:

Primero de todo, agregamos la harina integral con la sal y la levadura en un bol amplio y mezclamos bien los ingredientes. Ahora, hacemos un agujero en medio y agregamos el agua, que habremos templado previamente (ha de estar a unos 37º más o menos) y el aceite de oliva. Lo removemos todo bien, con la ayuda de un tenedor, hasta que nos quede todo bien uniforme. Podéis hacerlo con las manos, si os es necesario (¡a mi esta parte me encantaaa! jejejeje). Después, espolvoreamos un poco de harina en una superficie lisa y limpia (pero poquita, que no se trata de agregar más harina a la masa, sino de evitar que se enganche a la superficie). Y ahora, a amasar, amasar y amasar… ¡¡qué divertidooooo!! hasta que la masa quede bien elástica y homogénea.

Como os saldrá más masa de la que seguramente necesitéis… podéis hacer bolitas, envolverlas en papel film y guardarlas en el congelador para usarlas otro día.

Una vez tengamos la masa lista, tenemos que darle forma redonda. Hacerlo con la ayuda de un rodillo, os resultará más fácil. 

Para acabar, poner la masa encima de la bandeja del horno (pero poner papel de horno debajo de la masa para que no se enganche) y ahora sólo hay que poner los ingredientes que más os gusten. 

Los ingredientes que yo utilicé para hacer mi pizza fueron:

– Salsa de tomate casera (sofreír cebolla, rallar unos tomates y saltearlos en la sartén a fuego lento durante unos 15-20 minutos y al acabar poner un poquito de orégano seco, sal al gusto y una cucharadita de azúcar moreno). En su defecto, podéis comprar la salsa de tomate ya elaborada. 

– Una cebolla

– Una berenjena

– Unos champiñones frescos

– Rúcula

– Tomates deshidratados en aceite de oliva

– Olivas negras

Vamos a preparar los ingredientes para la pizza:

Primero de todo, empezaremos salteando la cebolla que tenéis que cortar a láminas. A fuego muy lento para que no se queme y habrá que retirarla del fuego cuando haya cogido un color transparente, no dorado. La ponéis a escurrir en un platito con un poco de papel absorbente. 

Ahora pondremos la salsa de tomate (que ya habremos preparado o comprado) y la cebolla encima de la masa. 

Luego cortaremos a láminas la berenjena y los champiñones y los saltearemos un poquito también. Cuando estén listos, los pondremos encima de la pizza. 

Ya podemos meter la pizza al horno, durante unos 20-30 minutos a 180º. Aunque cada horno es un mundo, como os digo siempre, así que, ¡estar atentos, para que no se os queme o quede cruda…!

Cuando la saquemos, pondremos el tomate deshidratado en trocitos y la rúcula por encima.

¡¡¡Y ya os la podéis comer, pero cuidadito, que quemmaaaaa!!!

Bon appétit!!!!

Pizza casera

 

Anuncios

4 comentarios en “Pizza casera de verduras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s