Tallarines de espinacas con pesto de zanahorias

¡¡Buenas tardes a todos y a todas!! 

Hace días que no escribo ninguna receta y la lista de las que tengo pendientes es larga, así que aunque tengo que ponerme a preparar una tarta de manzana, ya que es el cumpleaños de mi suegro, voy a compartir con vosotros/as esta rica receta antes de ponerme manos a la obra. 

Esta receta se me ocurrió el otro día cuando paseando por la calle vi que habían abierto, donde yo vivo, una nueva tienda de legumbres cocidas, pasta fresca y productos ecológicos. Así que, ¡entre a “chafardear”! Y salí de allí con una bolsa llenita de garbanzos, guisantes, alubias blancas, arroz integral, tallarines de espinacas (sin huevo) y una bolsa cargadita de nueces y avellanas. 

Cuando llegué a casa, tenía ganas de cocinar alguno de los productos que había comprado… y, ¡me decidí por los tallarines de espinacas! Pero, ¿con qué podíaacompañarlos? Vamos a ver… ¡con una salsa pesto estarían buenísimos…! ¡¡Upssss, pero no tengo albahaca, ni piñones…!! Así que, como tenía zanahorias y nueces, pensé en probar de hacer un pesto de zanahorias… ¡y salió muy bueno! Así que lo comparto con vosotros.

Tallarines de espinacas y pesto de zanahorias

Vamos a necesitar (para 2 personas):

– Tallarines de espinacas (160 gr más o menos… aunque depende de lo comilones que seáis)

– 4 zanahorias grandes

– Un puñado de nueces

– Aceite de oliva

– 3 tomates secos

– Sal

– Un chorrito de zumo de limón

– Agua mineral natural

– 3 hojas frescas de albahaca (opcional)

Ahora vamos a empezar a cocinar:

Primero de todo ponemos un poco de agua con sal en una cazuela y cuando arranque a hervir ponemos los tallarines de espinacas dentro del agua. Los que yo usé eran frescos, así que en 2-3 minutos estaban listos. Si compráis los tallarines secos mirar las instrucciones del fabricante. Escurrirlos y reservarlos.

Por otro lado, ponemos a hervir las zanahorias que habremos pelado y lavado previamente. Dejarlas hervir durante unos 8-10 minutos. Cuando estén listas, retirarlas del agua y ponerlas en el vaso de la batidora. Ahora agregamos un puñado de nueces, un pellizco de sal, un buen chorro de aceite de oliva, unas gotitas de zumo de limón, un chorrito de agua y los tomates secos. Si tenéis albahaca, podéis añadirle 3 hojitas para que le de buen sabor al pesto de zanahoria. Y, ¡darle caña a la batidora! Si veis que os queda espeso, podéis añadirle más agua. Os recomiendo que lo probéis antes de servirlo, por si es necesario rectificar de sal o de cualquier otro ingredientes. 

Pesto de zanahorias

¡Que los disfrutéis! 

Besitos y hasta muy prontito. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s