Pan de leche 100% vegetal

20140606-193645.jpg

¡¡Buenas tardes a todos/as!!

Después de vuestras peticiones por el Facebook de “Qué bello es cocinar” para que colgará ya la receta… ¡aquí la tenéis! Este pan de leche está buenísimo y es muy fácil de preparar. Lo único que necesitáis para elaborarlo es paciencia, debido a los tiempos de espera para que fermente la masa.

La receta es adaptada de una amiga, también bloguera, pero no vegana (http://courecoulants.blogspot.com.es). En su receta este pan de leche lleva mantequilla, por lo que la adapté y añadí margarina. Por otro lado, lleva solamente leche de soja y yo decidí añadir una parte de leche de soja y otra de leche de almendras para darle un toque más dulzón. Y lo mejor de todo… ¡es que no lleva nada de azúcar! Está endulzado con sirope de agave… ¡así cuidamos nuestra salud y nuestra línea! jejeje

Los ingredientes necesarios son:

– 175 ml de leche de soja

– 175 ml de leche de almendras

– 12 g de levadura fresca

– 500 g de harina de repostería

– 20 g de sirope de ágave

– 5 g de sal fina

– 25 g de margarina de soja

Para la preparación es necesario:

Primero de todo, mezclamos en un bol la leche de soja y almendras con la levadura y una vez esté disuelta añadimos el sirope de agave y lo mezclamos.

Luego hay que poner en un bol grande las harinas y la sal, anadir los líquidos y comenzar a amasar hasta que se vayan integrando poco a poco todos los ingredientes.

Cuando se haya hecho todo una masa, pondremos la margarina derretida y apretaremos la masa para que esta absorba toda la margarina. Hay que amasar hasta conseguir una masa elástica y homogénea. Luego pasamos la masa a una superfície plana y acabamos de amasar con las manos. Le damos a la masa forma de bola y dejamos reposar de 30 a 45 minutos.

Transcurrido el reposo engrasamos y espolvoreamos con harina un molde para pan (yo he usado uno de 12 x 25 cm). Pasamos la masa a nuestro molde. Cubrimos el molde con film y lo dejamos reposar hasta que doble su volumen (yo lo dejé reposar 4 horas).

Precalentamos el horno a 200 grados de arriba y abajo. Pincelamos el pan con un poco de leche vegetal. Horneamos el pan durante 15 minutos a 200 grados y luego bajamos la temperatura a 175 grados y lo seguimos horneando unos 20 o 25 minutos más (los últimos 10 minutos puse papel de aluminio por encima del pan para evitar que se tostara por encima).

Transcurrido el tiempo, retiramos del horno, desmoldamos y dejamos enfriar encima de una rejilla.

Es un pan ideal para desayunos y meriendas. Podéis acompañarlo de vuestra mermelada favorita, de crema de cacao y avellanas, de mantequilla de cacahuete con plátano y sirope de agave… ¡¡a vuestro gusto!! 

¡¡Espero que lo disfrutéis!! 

¡Hasta la próxima!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s