Crema de zanahoria y jengibre

¡¡Buenas tardes a todos/as!!

Llevo unos días bastante resfriada y a pesar de haber estado cuidándome con remedios naturales, tomando equinácea, própolis, infusiones de tomillo y/o de jengibre, untándome crema de eucaliptos… etc… No acaba de irse… ¡¡menudo rollo…!! No me gusta nada estar resfriada, ¡¡tengo la nariz súper roja de tanto sonarme… ¡¡uffffff!! Pero es que una es profesora y, en la última semana, de 25 alumnos que tengo normalmente sólo he tenido 10… ¡¡todos han cogido la gripe…!!!, y lo raro sería que no me resfriara un poquito… ¡¡Pues así ha sido…!! He estado luchando contra los virus… pero han debido cogerme de bajón… jejejeje ¿Y porque os cuento todo esto? Pues a parte de que una es charlatana… jijijiji es porque en estos días en que una necesita algo calentito antes de meterse en la cama para que le ayude a descansar mejor, a quitar el frío del cuerpo y a eliminar a los virus, se me ocurrió prepararme una cremita dulce y a la vez picantona de zanahoria y jengibre, ¡¡una combinación de sabores que me encantó!! Así que, aquí os dejo la receta para que podáis disfrutarla en vuestras casas y para ayudar a sobrellevar estos fríos días de Invierno.

Los ingredientes que vais a necesitar para esta crema son (para 2 personas):

– 8 zanahorias grandes

– 1 puerro

– Medio pimiento verde

– 1 cebolla

– Un trocito de jengibre fresco o una pizca de jengibre molido

– Aceite de oliva

– Agua mineral

– Una pizca de sal

Y ahora vamos con la preparación:

Primero de todo, tenéis que cortar y lavar a trocitos pequeñitos todas las verduras. Acto seguido, ponéis un chorrito de aceite de oliva en una cazuela y las salteáis a fuego lento durante unos 4 minutos. Añadimos un poquito de sal. Os recomiendo ir removiendo de vez en cuando, para que se hagan todas por igual. Pasado este tiempo, añadimos una buena cantidad de agua, hasta que queden cubiertas las verduras. Dejamos que empiece a hervir y a partir de aquí dejamos que se cocinen entre 15 y 20 minutos. Al finalizar, añadimos un poco de jengibre fresco rayado o si lo preferís podéis utilizarlo en polvo y viene ya molido. Ahora, sólo tenéis que triturar en la batidora hasta que salga una crema fina. Si lo deseáis podéis agregar un poco más de agua, si preferís que os quede más ligera. La servís en unos platos hondos y la podéis decorar con los toppings que más os gusten: germinados, un chorrito de aceite de oliva, pipas de calabaza, sésamo negro, gomasio… ¡¡y a disfrutarrrrrrr!!

 la foto 1

Bon appétit!!!!!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s