Súper ensalada de zanahoria y manzana

Bona nit!!!

¿Súper ensalada? ¡¡¡Siiiiiii!!! He decidido ponerle este nombre ya que no puedo dejar de hacerla desde que la probé por primer vez en casa… ¡¡uuufffff, está megaaaa deliciosaaaaa!! En serio, ¡¡es adictiva!! jejeje O al menos, lo es para mi… Además, es tan fácil de hacer y con ingredientes fáciles de encontrar, que creo que puedo decir que ahora mismo es, mi ensalada favorita. Es refrescante y dulce, a la par que cremosa y crujiente. Así que, dejo de hablar de lo maravillosa que es… ¡¡y vamos con la receta!! ¡¡¡¡Ojalá os guste tanto como a mi!!!!. 

Ingredientes (para 2 personas):

  • Brotes variados de hojas verdes 
  • 1 aguacate
  • 1 zanahoria
  • 1 manzana roja
  • 2 orejones o un puñado de pasas
  • Unos anacardos crudos
  • Un puñado de pipas de calabaza
  • Una cucharada de tahin
  • Aceite de oliva
  • Una pizca de sal de calidad
  • Media cucharadita de cúrcuma en polvo
  • 1 cucharada y media de concentrado de manzana
  • Zumo de un limón

Para preparar la ensalada:

Tenéis que empezar lavando los brotes verdes, si no lo están, y los reservamos.

Acto seguido pelamos la manzana y la zanahoria y rallamos la manzana con el rallador grueso y la zanahoria con un rallador fino. Las añadimos a nuestras hojas verdes.

A continuación, pelamos y troceamos el aguacate y lo agregamos al resto de la ensalada. Ahora troceamos y añadimos los orejones o agregamos unas pasas, junto a los anacardos troceados y las pipas de calabaza.

Para finalizar, haremos la salsa que acompañará nuestra ensalada, mezclando el tahin, el aceite de oliva, la sal, la cúrcuma, el concentrado de manzana y el zumo de limón. Lo mezclamos todo bien hasta que se integren todos los ingredientes y añadimos la salsa por encima de nuestra ensalada.

…& ENJOY!!!!!!! 

¡¡¡¡Verde que te quiero verde!!!! 

Muchos veggie besitos a tod@s. 

 

20151028-224632-81992678.jpg

Ensalada deliciosa de lentejas

¡¡Buenas noches!!

Ya estoy de vuelta en Barcelona, después de disfrutar de una semanita de vacaciones en Euskadi con mi hermana. Nos lo hemos pasado genial, pero algo que me cuesta de las vacaciones es el cambio de alimentación, así que he llegado a casa con unas ganas increíbles de comer ensaladas, zumos, smoothies y mucchaaaa fruta fresca jejeje Y también, de compartir este receta, que ya os compartí por Instagram antes de irme.

¿Y porque le he puesto este nombre a la ensalada? Pues, porque no se me ocurría un nombre mejor… ¡¡¡¡me parece deliciosaaaaa!!!! Y este verano, no paro de hacerla. A mi marido y a mi nos encanta, así que espero, ¡¡¡que a vosotros también os guste!!!

Ensalada de lentejas

Los ingredientes que vais a necesitar son (para 2 personas):

  • 1 bote de lentejas
  • Medio pimiento verde
  • Medio pimiento rojo
  • 1 zanahoria
  • Medio calabacín
  • 1 tomate maduro
  • Medio pepino

Para decorar:

  • Una pizca de sésamo tostado, sésamo negro o gomasio
  • Perejil fresco

Para el aliño:

  • Aceite de oliva
  • Zumo de limón
  • Pimentón rojo
  • Sal
  • Cúrcuma en polvo

Vamos a empezar a prepararla:

Primero de todo, retiraremos las lentejas del bote y las lavaremos. Acto seguido, lavaremos el tomate, el pimiento verde y rojo y el calabacín. Luego trocearemos a daditos pequeños el tomate, el pimiento verde y el rojo y el pepino y rayaremos con la ayuda de un rayador grueso, el calabacín, y pelaremos la zanahoria para rayarla, también, pero con un rayador más fino. Todas estas verduras, las agregaremos a las lentejas y lo mezclaremos todo bien.

Ahora trocearemos el perejil fresco que agregaremos por encima, junto al sésamo tostado, negro o el gomasio.

Para finalizar, prepararemos el aliño de nuestra ensalada. No os puedo decir las medidas exactas, ya que lo hice a ojo. Pero tenéis que mezclar eun buen chorro de aceite de oliva, con el zumo de medio limón, una pizca de sal, más o menos media cucharadita de pimentón rojo y media cucharadita de cúrcuma. Lo agitáis todo bien, para que se mezclen bien todos los sabores y este será el aliño para vuestra ensalada.

¡¡Espero que os la hagáis en vuestras casas y la disfrutéis tantoooo como yooooooo!!

Muchos besitossssssss veraniegos a tod@s.

¡¡¡¡Muaaaaaaaaa!!!! 

P.D: Este aliño riquísimo me lo ha enseñado mi mamiiiiiii, ¡¡No hay nada como tener una veggie mum!! jejejeje 

 

Ensalada verde de hinojo con fruta de otoño

¡¡¡Buenas tardes!!!

Hoy estoy teniendo un día muy productivo, culinariamente hablando. Últimamente no he pasado mucho tiempo en casa descansando, dedicándome a cocinar, a leer… y lo echaba de menos. Así que, como podéis ver en mis fotos de Instagram, los que me sigáis… Hoy he disfrutado de un día así y he preparado para desayunar unos deliciosos gofres de avena, al mediodía para comer he guisado un estofado de azukis con calabaza, boniato, col kale y especias indias y ahora para merendar acabo de sacar del horno un bizcocho de calabaza y canela que hueleeeeeeee increíbleeeeeee. Lo voy a acompañar de una buena taza de té y me pondré una película de Diana Keaton (que me encanta)… y, ¡¡¡¡a disfrutarrrr!!!! jejejejeje

Pero antes de hacer esto último que os he contado, voy a poner un poco al día el blog. Hace unos días en el FB de ¡Qué bello es cocinar! compartí una ensalada de colores verdes y rojos muy bonita y deliciosa. Y, ¿Cómo puede ser que a finales de Octubre-principios de Noviembre comparta una ensalada…? Pues, además de que me encanta comer crudo, la temperatura a la que estamos en Barcelona no es precisamente otoñal… y aún apetecen comer ensaladas fresquitas. Por este motivo, me animé a prepararla y aquí tenéis la receta que espero que os guste.

20141102-184729-67649808.jpg

Los ingredientes necesarios son (para 2-3 personas):

– 1 aguacate

–  1 pepino pequeño

– Medio hinojo

– Media manzana verde

– 1 ramita de apio

– Media granada

– Un puñado de frambuesas

– 1 yogur de soja

– una pizca de sal

– Un chorrito de zumo de limón

– Un chorrito de aceite de oliva

– Un ramillete de cilantro fresco

– Semillas variadas: amapola, chía, calabaza…

Para preparar esta sana y refrescante ensalada tenemos que:

Pelar el pepino, el aguacate y la manzana verde y cortarlos a tiras. Luego lavar y cortar el hinojo y el apio a tiras. Acto seguido desgranar la granada y lavar las frambuesas. Agregamos todos ingredientes en un plato y preparamos la salsa. Para ello, lavaremos una buena cantidad de cilantro fresco y lo agregaremos al vaso de la batidora, junto al yogur de soja, el aceite de oliva, la sal y un chorrito de zumo de limón. Lo trituramos todo y añadimos la salsa por encima de nuestra ensalada. Para finalizar decoramos con unas semillas y ya estará lista la ensalada.

¡¡¡Que la disfrutéis!!!

¡¡¡¡Hasta prontitooooo!!!!

 

Ensalada alemana de patatas y salchichas

¡¡¡Buenas noches a todos/as!!!

Hace días que estoy un poco out, blogueramente hablando, pero es que en poco más de una semana me caso y estoy hasta arriba de trabajo. Estoy dejándolo todo listo para cuando llegue el gran día…. ¡¡¡ufffff… estoy K.O!!! Pero cada día que me levanto, siento mariposas en el estómago de la emoción… ¡¡y me encantaaaa!! ¡¡Tengo tantas ganas de que llegue ya el día!! Y todo el mundo me dice que se me pasará muy rápido, así que, mi propósito para ese día es saborear al máximo cada segundo.

Y ahora, que tengo un ratito antes de irme a dormir he decidido ponerme al ordenador y compartir una receta que últimamente me tiene enamorada… Una deliciosa ensalada alemana de patatas y salchichas. No sé si alguna vez habéis probado la versión “no vegana” de esta ensalada, pero os aseguro que no tiene nada que envidiarle. Cuando era pequeñita y aún comía productos animales, ¡¡esta ensalada me encantaba!! Por eso, hace unas semanas, recordé lo mucho que me gustaba y lo mucho que me apetecía comérmela y por eso decidí veganizarla… ¡¡y que ricaaaaaaa quedó!!

Así que, aquí os dejo la receta, ¡¡espero que os guste!! 

Los ingredientes necesarios (para 2 personas) son:

– 3 patatas grandes o 6 patatas pequeñas

– 4 salchichas de tofu ahumadas

– 12 pepinillos pequeños agridulces

– Media manzana roja

– 1 tallo de apio

– Un puñado de alcaparras

– Un chorrito de vinagre de arroz o sirope de ágave (opcional)

– 2 cucharadas de mostaza

– Mayonesa vegana (podéis comprarla ya hecha o prepararla en casa, luego os explicaré como.)

– Una pizca de sal

Vamos a empezar a preparar la ensalada:

Primero de todo tenéis que poner en una cazuela agua a hervir con una pizca de sal. Mientras se calienta peláis, cortáis y laváis las patatas. Cuando el agua empiece a hervir, añadís las patatas a la cazuela y dejáis que se cocinen durante unos 15 minutos, más o menos. Aunque este tiempo puede variar según el tipo de patatas que utilicéis. Para saber si están bien cocinadas podéis pincharlas en el centro con un palito o un cuchillo. Cuando veáis que están blanditas, las retiráis del fuego y las reserváis en un bol. 

Por otro lado, tenéis que cortar en trocitos pequeños las salchichas, los pepinillos, la manzana (que os recomiendo que la pongáis sin piel para esta ensalada) y el apio (previamente lavado). Cuando tengáis listos todos los ingredientes, los añadís a las patatas, junto a las alcaparras, que podéis añadir la cantidad que vosotros queráis… ¡a vuestro gusto!

Y ahora, si no habéis comprado la mayonesa y queréis hacerla casera, esta es la manera:

En un vaso alto y estrecho (el que suele venir con la batidora es ideal) agregáis un vaso de aceite de girasol o de oliva, según lo gustosa que queráis vuestra mayonesa, 1/3 de un vaso de leche vegetal (yo para hacer la mayonesa vegana os recomiendo la leche de soja) y una pizca de sal. En este momento, tenéis que poner la batidora en el fondo del vaso y sin moverla vais batiendo poco a poco, a una velocidad baja. Cuando empiece a ligarse la mezcla podéis mover un poco la batidora. En este momento, hay que poner unas gotitas de zumo de limón para que acabe de amalgamarse y volvéis a batir. Es súper fácil de hacer y a mi me encanta la mayonesa casera. Si no os sale a la primera, ¡¡no desesperéis… a mi tampoco me salió!! jejejeje 

Ahora que ya tenemos la mayonesa lista, le agregáis un par de cucharaditas de mostaza, o alguna más, si os gusta fuerte de sabor. Removéis bien y la ponéis por encima de la ensalada. 

En este momento, hay que mezclar bien todos los ingredientes para que se reparta la mayonesa uniformemente y yo os recomiendo que la dejéis un ratito en la nevera antes de comerla…. ¡¡fresquita aún está más buena!! 

Por otro lado, si os apetece darle un toque más dulzón y/o diferente a la salsa, podéis poner un chorrito de sirope de ágave o de vinagre de arroz… Aunque esto va a gustos…

Bueno, pues espero que os animéis a prepararla en vuestras casa y la disfrutéis un montonazo.

¡¡¡Besitos y abrazos para todos/as y gracias por seguirme!!!

20140829-002823-1703900.jpg

Ensalada tricolor

¡¡¡¡Holaaaa a todos y a todas!!!!

Últimamente se ha puesto muy de moda la cocina crudivegana o “raw food” y la verdad es que las recetas que he probando y/o hecho en casa me encantan y me sientan genial. Por eso, últimamente estoy haciendo en casa muchas recetas crudas. Y ahora en verano, con el calorazo que hace apetecen muchísimo. Además, comiendo alimentos crudos obtenemos más nutrientes y vitaminas de los alimentos que si los cocinamos. Por eso, es muy saludable consumir diariamente una buena cantidad de alimentos crudos.

Para no acabar comiendo la típica ensalada, os comparto una nueva receta. Esta ensalada está muy buena y además tiene un colorido precioso gracias a los ingredientes que son necesarios. 

Para prepararla vais a necesitar (para 2 personas):

– Un cuarto de col 

– Un cuarto de col lombarda

– 2 zanahorias

– 2 yogures de soja naturales y sin azucarar

– 1 cucharada de tahina

– Zumo de medio limón

– 1 cucharada de aceite de olova

– Una pizca de sal

– Sésamo negro (para decorar)

Para preparar esta ensalada tenéis que:

Primero de todo, lavar y pelar las coles y las zanahorias. Ahora, cortamos las verduras en trozos grandes y las añadimos a la picadora. Las trituramos y las dejamos en trocitos muy pequeños. Las reservamos y nos ponemos a preparar la salsa que acompañará a nuestra ensalada. Para ello, tenéis que mezclar los yogures, con la tahina, el aceite de oliva, la sal y el zumo de limón hasta que queden bien mezclados. Luego añadís la salsa de yogur a las verduras y lo mezcláis todo bien. Emplatáis y decoráis con sésamo negro, si queréis.  De manera opcional, a esta salsa podéis añadir una cucharadita de mostaza y también queda muy buena. 

¡¡Espero que os animeis a hacerla en casa y os guste muchoooo!! 

¡¡¡¡Besitos y hasta la próxima receta!!!!

20140802-003744-2264593.jpg

Ensalada de patata y remolacha con vinagreta de olivas y almendras

¡¡Buenas noches!!

Hoy mismo hace un año que decidí iniciar mi viaje como bloguera y nunca me imaginé la cantidad de cosas buenas y bonitas que iba a aportarme el hecho de haber tomado esta decisión. Quiero dar las gracias a las personas que me animaron a empezar y a todos/as mis seguidores/as y a todas aquellas personas que dedicáis un rato de vuestro tiempo a leerme, a hacer mis recetas o a escribirme o comentar mis entradas… ¡¡me siento muy feliz y quería compartir mi felicidad con vosotros/as!! 

Así que hoy, he hecho una tarta de almendras para celebrar mi cumple-blog, pero la receta la compartiré otro día. Hoy comparto la receta de una ensalada que me preparé esta semana y me encantó. 

Esta ensalada es ideal para comerla en esos días calurosos de verano en los que apetece poco meterse en la cocina, pero nos apetece comer algo ligero pero sabroso y nutritivo. Además, mi mama siempre me ha dicho que como por la vista… ¡y así es…! Así que, esta ensalada aparte de estar muy rica, tiene un colorido precioso. 

 

20140711-000219-139026.jpg

Los ingredientes que vamos a necesitar son (para 2 personas):

– Un puñado de rúcula

– 2 patatas grandes o 4 patatas pequeñas

– 1 remolacha cocida

– 40 gr de almendras crudas

Un puñado de perejil fresco

– Pistachos crudos

– 20 olivas verdes deshuesadas

– Aceite de oliva

– Sal 

Para preparar la ensalada tenéis que:

Lavar las patatas y ponerlas a hervir en una cazuela grande con agua y sal. Dependiendo del tamaño de las patatas pueden tardar en cocerse entre 20 y 30 minutos, más o menos. Para saber si están bien hechas por dentro, podéis pincharlas con un palillo en el centro. Cuando veáis que están blanditas, las retiráis del fuego y las ponéis en remojo en agua fría. Cuando se enfríen les retiráis la piel y las cortáis en rodajas y las reserváis. 

Luego cortáis la remolacha en trocitos pequeños y la reserváis.

Por otro lado, ponéis en la picadora las almendras crudas, las olivas, el perejil, un buen chorro de aceite de oliva y un pellizco de sal y las trituráis un poco para que queden a trocitos pequeños. 

Cuando tengamos listo todo esto, podemos emplatar. Para ello, primero de todo pondremos una base de rúcula y por encima la patata y la remolacha y para finalizar agregaremos la vinagreta de olivas y almendras y los pistachos crudos por encima.

Y ya podéis disfrutar de vuestra ensalada veraniega de patata… Bon appétit!!!!!

¡¡Besitosssssssss a todos y a todasssss!! 

 

Ensalada veraniega de quinoa con vinagreta de limón y menta

¡¡Holaaaaa!! 

¿Como estáis? Yo llegué ayer de Madrid de hacer mis cursos de repostería creativa con Alma Obregón. ¡¡Ha sido una pasada, ella es genial y he aprendido muchísimassss cosas nuevas!! Y por eso, en Setiembre volveré para hacer un nuevo curso en “Alma´s cupcakes” y esta vez será de tartas con flores. ¡¡Estoy deseando que llegue el día!!.

Bueno, vamos con la receta de hoy. Como aún sigue haciendo muuuuchoooo calor,¡¡seguimos con las ensaladas!!. Ricas, sanas y sobretodo refrescantes y fáciles de preparar para que no tengáis que estar mucho tiempo cocinando y podáis disfrutarlo en la playa o en la piscina… que con este calor lo único que apetece es estar en remojo.

El ingrediente principal de esta ensalada es la quinoa. Para los que no la habéis probado, la quinoa es un cereal muy saludable que contiene 8 aminoácidos esenciales y tiene un alto valor proteico. Por eso, es muy completo y además es de fácil digestión. Este cereal es típico de “Los Andes” y se cultiva principalmente en Bolivia. Se dice que la quinoa es el alimento de los dioses y sus orígenes se remontan a los Incas en el S. XV. Es un alimento muy versátil ya que se puede utilizar para preparar sopas, cremas, purés, guisos, ensaladas, pan, galletas, muesli e incluso postres y bebidas.  

Imagen

Para preparar esta saludable ensalada vamos a necesitar (para 2 personas):

– 200 gr de quinoa

– Medio pepino

– 1 zanahoria

– Medio pimiento verde

– Un puñado de maíz dulce

– 1 tomate maduro

– Semillas de calabaza

– Aceite de oliva

– Sal

– Zumo de medio limón

– Hojas de menta fresca

Ahora vamos a preparar la ensalada:

Primero tenemos que cocinar la quinoa y para ello tenemos que lavarla previamente y acto seguido la salteamos en una cazuela con un poquito de aceite. Luego añadimos el agua. Para poder calcular bien la cantidad de agua son dos vasos de agua por un vaso de quinoa.

Ahora vamos a cocinarla durante unos 15-20 minutos a fuego lento. Una vez pasado el tiempo la separamos con la ayuda de un tenedor y la dejamos enfriar fuera de la cazuela.

Después tenemos que cortar a daditos todas las verduras y agregar el maíz dulce, previamente lavado. Por encima, añadimos las semillas de calabaza y preparamos la vinagreta de menta.

Para hacer la vinagreta necesitamos una batidora en la que añadimos un buen chorro de aceite de oliva, una pizca de sal, el zumo de medio limón y las hojas de menta fresca, previamente lavadas. Lo trituramos todo bien y si es necesario corregimos de sal o de zumo de limón.

¡¡Y ya está lista la ensalada!!

Podéis meterla en la nevera y así comerla bien fresquita… ¡¡estará mucho más rica!!.

¡¡¡Besiiiiitosssssss!!!