Risotto de quinoa, calabaza, curry & pasas

Good morning!!!

Este curso escolar tengo libres las mañanas del martes y el viernes… ¡¡¡y no os podéis imaginar lo mucho que lo agradezco…!!! Soy una dormilona y detesto madrugar… ¡¡uffff, eso de despertarme cuando aún es de noche en pleno mes de Setiembre…arrrgghhhh!! Pero por suerte tengo estas dos mañanas a la semana que puedo aprovechar para dormir un poquito más, para hacer cositas que tengo pendientes, quedar con mis amigas para ponernos al día o como hoy, para compartir una receta nueva con vosotros… ohhhh yessss!!! 

Esta receta la he creado para compartirla con los compañeros de “El granero integral”, con los que voy a empezar a colaborar de nuevo. Para hacerla he utilizado su quinoa y sus pasas sultanas. Tienen un montón de productos de calidad y ecológicos. Os recomiendo que visitéis su página web y que os informéis de donde poder comprar sus productos, ¡merecen mucho la pena!. Os ayudaran a llevar una alimentación saludable y libre de tóxicos.

Para la receta de hoy, vais a necesitar (para 2 personas):

  • 160-180 gr de quinoa
  • Un buen trozo de calabaza
  • Media cebolla
  • 1 diente de ajo
  • Un puñado de pasas sultanas
  • 1 cucharadita de curry en polvo
  • 1 cucharadita de cúrcuma en polvo
  • Una pizca de comino molido
  • Sal de buena calidad
  • Agua
  • Aceite de oliva (AOVE) 
  • Perejil fresco y almendras tostadas (opcional)
  • 1 cucharada de leche de coco (opcional)

Vamos con la preparación de nuestro risotto:

Primero de todo, tenéis que poner en una cazuela una buena cantidad de agua con una pizca de sal. Cuando empiece a hervir, tenéis que agregar la quinoa, que tendréis que haber lavado previamente con la ayuda de un colador. La quinoa debe hervir unos 20 minutos. Pasado este tiempo, la retiráis del fuego, la coláis, para retirarle el agua, y la reserváis para utilizarla más tarde. 

Mientras la quinoa se está cocinando, trocearemos la cebolla a daditos muy pequeños y la pondremos en una sartén, a fuego lento, con un chorrito de aceite de oliva. Cuando empiece a blanquear, trocearemos el ajo y lo añadiremos también a la sartén. Hemos de vigilar que no se nos quemen. Si fuera necesario, retiraríamos la sartén del fuego.

Después, pelamos y troceamos en dados la calabaza y la añadimos a la sartén. La cocinamos unos minutos. Acto seguido, agregaremos a la sartén un poquito de agua hirviendo para que se acabe de cocinar la calabaza. Si veis que necesitáis añadir más agua, podéis hacerlo. Pensar que no tiene que al final de la cocción ha de haberse absorbido toda el agua. Así que, empezar agregando una cantidad de agua pequeña. La calabaza, junto a la cebolla y el ajo, debería hervir unos 10 minutos o hasta que veáis que esté blandita.

Cuando hayan pasado los minutos, añadiremos la quinoa a la sartén y pondremos las especias. Si fuera necesario, en este momento, podemos rectificar de sal.  Mezclaremos bien todos los ingredientes y agregaremos las pasas sultanas. Dejaremos que se cocinen un par de minutos.

En este momento, si queremos, podemos añadir una cucharada de leche de coco para añadirle más cremosidad.

Para acabar, emplataremos y si lo deseamos, podemos trocear un poquito de perejil fresco para añadirle a nuestra quinoa y unas almendras tostadas, que también le quedarían muy bien.

¡¡Espero que os guste muccchoooo, muchoooo!!

Bon appétit!!!! 

20150922-120728-43648879.jpg

Pumpkin cake

¡¡Buenos días!!

Hoy es lunes y empieza una nueva semana, una nueva semana que hay que empezar con mucha ilusión y energía. Por eso comparto una nueva receta. Esta receta me gusta muchísimo, ya que la calabaza es uno de esos ingredientes que nunca falta en mi cocina.

Ya hace bastantes semanas que lo preparé en casa, de hecho lo hice para “Halloween” y tuvo mucho éxito entre mi familia y revisando mis fotos de Instagram, me di cuenta de que aún no lo había compartido con vosotros en el blog, así que… ¡¡allí voy!! Os aviso, ¡¡¡crea adicción!!! jijijiji

Este pumpkin cake a pesar de ser un bizcocho, es un bizcocho muy sano, ya que no lleva azúcar, está elaborado con harina integral, productos ecológicos, como siempre, y además, ¡¡está buenísimo!! Y siempre va bien darse un caprichito de vez en cuando… jejeje y aún más si estamos a lunes, para empezar la semana con buen pie.

Los ingredientes necesarios son: 

– 175 gr de harina integral (podéis utilizar la que queráis: trigo, espelta…)

– 1 sobre de levadura en polvo (os recomiendo utilizar levadura BIO, libre de fosfatos) 

– 8 cucharadas de sirope de arce o 125 gr de azúcar de coco

– 250 gr de puré de calabaza 

– Media taza de leche de almendras

– 1 cucharadita de canela molida

– 70 gr de aceite de coco o girasol

– Un puñado de nueces troceadas

Para preparar vuestro pumpkin cake, tenéis que:

Empezar precalentando el horno a 180º. Mezclar en un bol todos los ingredientes secos, la harina integral, la levadura en polvo y la canela molida. Acto seguido, vamos añadiendo los ingredientes líquidos, el sirope de arce, el puré de calabaza, la leche de almendras y el aceite. Lo removéis todo muy bien para que se integren todos los ingredientes. Luego troceáis la nueces, las añadís a la mezcla y volveis a remover un poquito más los ingredientes.

Vertéis la mezcla en un molde y lo horneáis durante unos 40 minutos, más o menos o hasta que al pincharlo con un palito salga limpio.

P.D: Para hacer el puré de calabaza, tenéis que pelar la calabaza, cortarla a trocitos pequeños y hervirla en un cazo con agua hasta que esté blandita. Luego retiráis el agua y la trituráis con la batidora. Es muy fácil de hacer como podéis comprobar. 

¡¡Espero que os guste la receta y la hagáis en casa!!

¡¡¡Muchos besitos y a por el lunes!!!

 

Bizcoho de calabaza

Crema de calabaza al curry

Antes de irme a dormir, os dejo la receta de la cenita de hoy. Las cremas de verduras me encantan ya que las puedes hacer de lo que más te guste: champiñones, zanahoria, calabacín, puerro, guisantes… y siempre apetecen. 

Hoy me he decidido por una crema de calabaza al curry. Tiene el toque dulzón de la calabaza y esa nota exótica que aporta el curry a nuestros platos. 

Aquí tenéis los ingredientes que vamos a utilizar:

– 1 calabaza pequeña

– 1 calabacín (no muy grande, sino usar la mitad del calabacín)

– 1 puerro

– 1 pimiento verde (y os digo lo mismo que con el calabacín)

– Media cebolla

– 1 cucharada de copos de avena

– 1 cucharadita y media de curry

– Sal

– Aceite de oliva

– Agua

– Para decorar: semillas de lino, semillas de sésamo, copos de avena, pipas de girasol, copos de quinoa… (podéis decorar vuestras cremas con lo que más os guste y así hacerlas más nutritivas y completas, sin aportar grasas.)

Ahora tenemos que:

Cortar y lavar todas las verduras. Añadir el aceite de oliva en una cazuela y cuando este calentito añadirle todas las verduras para que se salteen un poco.

Cuando empiecen a estar un poco blanditas, añadimos agua (que cubra las verduras) y esperamos a que empiece a hervir.

Cuando hierva añadimos los copos de avena, la sal y el curry.

Dejamos que se cocinen las verduras unos 10 minutos, más o menos.  

Para finalizar batimos todos los ingredientes hasta que nos quede una crema bien fina y sin ningún grumo. 

Y por último decoramos con algunas semillas o cereales en copos. Yo, para la crema de hoy he elegido semillas de lino marrón. 

Y esto es todo por hoy… que yo me voy ya a dormir… y mañana hay que empezar un nuevo y precioso día con ¡¡muuccchhhaaa energíaaaaa!!

Y ya sabéis…: ¡NO OS OLVIDÉIS DE SONREÍR! 

¡¡¡¡Hastaaaa prontoooooo!!!!

Imagen