Té chai

¡¡Buenos días!!

Hoy os traigo la receta de una bebida deliciosa, cálida y reconfortante: el té chai. Hay muchísimos tipos de té, pero mis favoritos son el té matcha, típico de japón y el té chai, típico de la India. Para los que no lo conozcáis os voy a explicar un poquito de esta bebida. Como os he comentado es un té tradicional de la India y está elaborado a base de té negro y especias y es muy consumido por sus habitantes a cualquier hora del día. ¡Ahh! Y, os advierto… ¡¡es adictivoooo!! jejejeje Hace unas semanas le explique a mis padres como hacerlo y desde entonces no pueden pasar sin su taza diaria de té chai.

img_6800-1

Los ingredientes que vais a necesitar son (para 2-3 personas):

  • 1 litro de leche (en mi caso, he utilizado leche vegetal de arroz)
  • 250 ml de agua
  • 2 cucharaditas de té negro
  • 1 trocito de jengibre fresco
  • Media rama de canela
  • 6 clavos
  • 6 cardamomo
  • Endulzante al gusto (azúcar moreno, sirope de ágave…)

Para prepararlo tenéis que:

Poner en una cazuela el agua y la leche junto a todos los ingredientes, excepto el endulzante. LLevar a ebullición y en ese momento, bajar el fuego y dejar que se infusione a fuego suave durante unos 10 minutos. Paso este tiempo, lo colamos, lo ponemos en tazas y endulzamos al gusto… & ENJOYYYY!!!!!

 

 

 

Té moruno frío

Bona nit!!! Hoy ha sido un día muy especial para mi mama y para mí. Ha sido el primer día que hemos hecho galletas con glaseado y ¡¡ha sido muy divertidoooo!!. Así que más adelante tendremos alguna receta de galletas con glaseado…, pero hoy os voy a enseñar a preparar un té moruno para beber bien frío. Es super sencillo de preparar, solo hay que controlar bien las cantidades y el tiempo y os saldrá ¡super ricooooo!.

Este té es ideal para beberlo entre horas para refrescaos o si preparáis un almuerzo o una merienda podéis acompañarlo de unas pastas árabes… ¡¡que a mi me alucinannnn!! y así viajaréis con el paladar sin moveos de casa.

Imagen

Los ingredientes que vamos a necesitar son:

– Té verde a la menta

– Agua

– Azúcar moreno

– Hojas de menta fresca

Para prepararlo:

Tenéis que poner en una jarra 40 gramos de té verde a la menta y añadís 1,5 litros de agua a temperatura ambiente. Es muy importante que no la calentéis, sino os saldría el té muy amargo. Vamos a macerar el té, no a infusionarlo.

Ahora lo metéis en la nevera y lo dejáis reposar durante 8 horas. Es muy importante que no se os pase el tiempo. Si se os pasa algunos minutos, ya os saldrá amargo.

Pasadas las horas, le agregáis entre 16 y 18 cucharadas de azúcar moreno, según lo dulce que os guste. Removéis bien el azúcar que se irá diluyendo poco a poco.

Cuando esté listo, lo servís en una tacita y lo decoráis con unas hojas de menta fresca.

¡¡Ya veréis que rico sale!!

¡¡¡Muchos besitos a todos y a todas y que soñéis con los angelitos!!!

P.D: Antes de despedirme quiero dar las gracias a la persona que nos ha dado la oportunidad de introducirnos en el mundo de las galletas con glaseado. Gracias por tu entusiasmo y por tener tanta iniciativa. Estoy muy contenta de haberte conocido. ¡¡Gracias Laura Maynou!!