Súper ensalada de zanahoria y manzana

Bona nit!!!

¿Súper ensalada? ¡¡¡Siiiiiii!!! He decidido ponerle este nombre ya que no puedo dejar de hacerla desde que la probé por primer vez en casa… ¡¡uuufffff, está megaaaa deliciosaaaaa!! En serio, ¡¡es adictiva!! jejeje O al menos, lo es para mi… Además, es tan fácil de hacer y con ingredientes fáciles de encontrar, que creo que puedo decir que ahora mismo es, mi ensalada favorita. Es refrescante y dulce, a la par que cremosa y crujiente. Así que, dejo de hablar de lo maravillosa que es… ¡¡y vamos con la receta!! ¡¡¡¡Ojalá os guste tanto como a mi!!!!. 

Ingredientes (para 2 personas):

  • Brotes variados de hojas verdes 
  • 1 aguacate
  • 1 zanahoria
  • 1 manzana roja
  • 2 orejones o un puñado de pasas
  • Unos anacardos crudos
  • Un puñado de pipas de calabaza
  • Una cucharada de tahin
  • Aceite de oliva
  • Una pizca de sal de calidad
  • Media cucharadita de cúrcuma en polvo
  • 1 cucharada y media de concentrado de manzana
  • Zumo de un limón

Para preparar la ensalada:

Tenéis que empezar lavando los brotes verdes, si no lo están, y los reservamos.

Acto seguido pelamos la manzana y la zanahoria y rallamos la manzana con el rallador grueso y la zanahoria con un rallador fino. Las añadimos a nuestras hojas verdes.

A continuación, pelamos y troceamos el aguacate y lo agregamos al resto de la ensalada. Ahora troceamos y añadimos los orejones o agregamos unas pasas, junto a los anacardos troceados y las pipas de calabaza.

Para finalizar, haremos la salsa que acompañará nuestra ensalada, mezclando el tahin, el aceite de oliva, la sal, la cúrcuma, el concentrado de manzana y el zumo de limón. Lo mezclamos todo bien hasta que se integren todos los ingredientes y añadimos la salsa por encima de nuestra ensalada.

…& ENJOY!!!!!!! 

¡¡¡¡Verde que te quiero verde!!!! 

Muchos veggie besitos a tod@s. 

 

20151028-224632-81992678.jpg

Crema de zanahoria y jengibre

¡¡Buenas tardes a todos/as!!

Llevo unos días bastante resfriada y a pesar de haber estado cuidándome con remedios naturales, tomando equinácea, própolis, infusiones de tomillo y/o de jengibre, untándome crema de eucaliptos… etc… No acaba de irse… ¡¡menudo rollo…!! No me gusta nada estar resfriada, ¡¡tengo la nariz súper roja de tanto sonarme… ¡¡uffffff!! Pero es que una es profesora y, en la última semana, de 25 alumnos que tengo normalmente sólo he tenido 10… ¡¡todos han cogido la gripe…!!!, y lo raro sería que no me resfriara un poquito… ¡¡Pues así ha sido…!! He estado luchando contra los virus… pero han debido cogerme de bajón… jejejeje ¿Y porque os cuento todo esto? Pues a parte de que una es charlatana… jijijiji es porque en estos días en que una necesita algo calentito antes de meterse en la cama para que le ayude a descansar mejor, a quitar el frío del cuerpo y a eliminar a los virus, se me ocurrió prepararme una cremita dulce y a la vez picantona de zanahoria y jengibre, ¡¡una combinación de sabores que me encantó!! Así que, aquí os dejo la receta para que podáis disfrutarla en vuestras casas y para ayudar a sobrellevar estos fríos días de Invierno.

Los ingredientes que vais a necesitar para esta crema son (para 2 personas):

– 8 zanahorias grandes

– 1 puerro

– Medio pimiento verde

– 1 cebolla

– Un trocito de jengibre fresco o una pizca de jengibre molido

– Aceite de oliva

– Agua mineral

– Una pizca de sal

Y ahora vamos con la preparación:

Primero de todo, tenéis que cortar y lavar a trocitos pequeñitos todas las verduras. Acto seguido, ponéis un chorrito de aceite de oliva en una cazuela y las salteáis a fuego lento durante unos 4 minutos. Añadimos un poquito de sal. Os recomiendo ir removiendo de vez en cuando, para que se hagan todas por igual. Pasado este tiempo, añadimos una buena cantidad de agua, hasta que queden cubiertas las verduras. Dejamos que empiece a hervir y a partir de aquí dejamos que se cocinen entre 15 y 20 minutos. Al finalizar, añadimos un poco de jengibre fresco rayado o si lo preferís podéis utilizarlo en polvo y viene ya molido. Ahora, sólo tenéis que triturar en la batidora hasta que salga una crema fina. Si lo deseáis podéis agregar un poco más de agua, si preferís que os quede más ligera. La servís en unos platos hondos y la podéis decorar con los toppings que más os gusten: germinados, un chorrito de aceite de oliva, pipas de calabaza, sésamo negro, gomasio… ¡¡y a disfrutarrrrrrr!!

 la foto 1

Bon appétit!!!!!

 

Guiso de lentejas con cúrcuma

¡¡Hola a todos y a todas!!

Hace días que no escribo nada en el blog ya que estaba bastante agotada física y mentalmente… pero, ¡¡YA ESTOY DE VACACIONES!! Y además de aprovechar para descansar y volver a coger fuerzas para el último trimestre escolar, voy a cocinar muchas cositas nuevas para poder compartirlas con vosotros/as, y también, quiero ponerme al día con el blog, ya que tengo algunas recetas pendientes de explicar. 

Aunque antes de dar los ingredientes y la explicación sobre la pertinente receta… quería compartir desde hace semanas mi experiencia en la merienda de “bloggers”, a la que os comenté (por Facebook) que estuve invitada, y que tuvo lugar en OBBIO FOOD (Barcelona). 

Fue un encuentro agradable en un supermercado de alimentación ecológica y saludable que hay en la ciudad de Barcelona. Estuvimos charlando sobre alimentación, blogs, estilos de vida, productos ecológicos…, entre otras cosas. Mientras pudimos degustar un té con unos deliciosos  aperitivos dulces y salados que nos preparó el chef de OBBIO FOOD. 

Aquí os dejo la foto de algunas de las cosas que pudimos probar:

Imagen

Si he conseguido hacer que salivéis… ¡ya sabéis! No dudéis en pasar a visitar este enorme supermercado que además dispone de biblioteca y zona de restaurante y en el que se respira “vida sana” por todas las esquinas.

http://www.obbiofood.com/home/es/

Y ahora, si… ¡los ingredientes para 3 personas!:

– 1 bote de lentejas 

– 2 dientes de ajo

– 1 puerro

– Media cebolla

– 1 zanahoria

– Un trozo de calabaza

– 1 tomate maduro

– Medio pimiento verde

– Medio pimiento rojo

– 2 cucharadas de concentrado de tomate o tomate frito

– Agua mineral

– 2 hojas de laurel

– Aceite de oliva

– Sal 

– Cúrcuma en polvo

– Cúrcuma fresca

Ahora vamos a empezar a preparar nuestro guiso de lentejas:

Primero de todo, lavamos con agua las lentejas, las escurrimos y las reservamos. 

Luego cortamos los dientes de ajo a láminas y la cebolla y el puerro a cuadraditos para saltearlos en la cazuela con un buen chorro de aceite de oliva. Dejamos que se salteen durante unos 3 minutos.

Acto seguido, cortamos el resto de las verduras en trocitos bien pequeños y las añadimos a la cazuela. Las salteamos junto a los ajos, el puerro y la cebolla durante unos 3 minutos más. Hay que ir removiendo los ingredientes para evitar que se tuesten. 

Pasado el rato, añadimos las lentejas lavadas y escurridas y las agregamos a la cazuela para mezclarlas con las verduras. Las dejamos que se calienten junto a las verduras durante unos 2 minutos y añadimos una buena cantidad de agua. El agua ha de cubrir por completo las lentejas y las verduras. 

Añadimos las hojas de laurel y dejamos que se cocinen las lentejas durante unos 10 minutos.

Luego agregamos 2 cucharadas de concentrado de tomate o tomate frito y 1 cucharadita de cúrcuma en polvo. 

Para finalizar, cortamos la cúrcuma fresca a trocitos muy pequeños y la agregamos a la cazuela. Dejamos que se cocine otros 5 minutos y ya estará listo nuestro guiso. 

¡El sabor de la cúrcuma queda genial con las lentejas! A mi este guiso me encanta y espero que a vosotros también.

¡¡Un abrazooooo bien grandote!!

Imagen

Tallarines de espinacas con pesto de zanahorias

¡¡Buenas tardes a todos y a todas!! 

Hace días que no escribo ninguna receta y la lista de las que tengo pendientes es larga, así que aunque tengo que ponerme a preparar una tarta de manzana, ya que es el cumpleaños de mi suegro, voy a compartir con vosotros/as esta rica receta antes de ponerme manos a la obra. 

Esta receta se me ocurrió el otro día cuando paseando por la calle vi que habían abierto, donde yo vivo, una nueva tienda de legumbres cocidas, pasta fresca y productos ecológicos. Así que, ¡entre a “chafardear”! Y salí de allí con una bolsa llenita de garbanzos, guisantes, alubias blancas, arroz integral, tallarines de espinacas (sin huevo) y una bolsa cargadita de nueces y avellanas. 

Cuando llegué a casa, tenía ganas de cocinar alguno de los productos que había comprado… y, ¡me decidí por los tallarines de espinacas! Pero, ¿con qué podíaacompañarlos? Vamos a ver… ¡con una salsa pesto estarían buenísimos…! ¡¡Upssss, pero no tengo albahaca, ni piñones…!! Así que, como tenía zanahorias y nueces, pensé en probar de hacer un pesto de zanahorias… ¡y salió muy bueno! Así que lo comparto con vosotros.

Tallarines de espinacas y pesto de zanahorias

Vamos a necesitar (para 2 personas):

– Tallarines de espinacas (160 gr más o menos… aunque depende de lo comilones que seáis)

– 4 zanahorias grandes

– Un puñado de nueces

– Aceite de oliva

– 3 tomates secos

– Sal

– Un chorrito de zumo de limón

– Agua mineral natural

– 3 hojas frescas de albahaca (opcional)

Ahora vamos a empezar a cocinar:

Primero de todo ponemos un poco de agua con sal en una cazuela y cuando arranque a hervir ponemos los tallarines de espinacas dentro del agua. Los que yo usé eran frescos, así que en 2-3 minutos estaban listos. Si compráis los tallarines secos mirar las instrucciones del fabricante. Escurrirlos y reservarlos.

Por otro lado, ponemos a hervir las zanahorias que habremos pelado y lavado previamente. Dejarlas hervir durante unos 8-10 minutos. Cuando estén listas, retirarlas del agua y ponerlas en el vaso de la batidora. Ahora agregamos un puñado de nueces, un pellizco de sal, un buen chorro de aceite de oliva, unas gotitas de zumo de limón, un chorrito de agua y los tomates secos. Si tenéis albahaca, podéis añadirle 3 hojitas para que le de buen sabor al pesto de zanahoria. Y, ¡darle caña a la batidora! Si veis que os queda espeso, podéis añadirle más agua. Os recomiendo que lo probéis antes de servirlo, por si es necesario rectificar de sal o de cualquier otro ingredientes. 

Pesto de zanahorias

¡Que los disfrutéis! 

Besitos y hasta muy prontito.